¿Estamos preparados para un nuevo Queronque?

Al celebrarse un nuevo aniversario de la mayor emergencia ferroviaria del país analizamos si es que nos encontramos mejor preparados para dar respuesta a un rescate de esta embergadura.

Recorte de periodico que muestra el desatre que dejan ver las primeras luces

Hoy se recuerda un aniversario más de la tragedia ferroviaria en Queronque, la mayor tragedia que conociera este rubro en Chile.

Hace 31 años la tragedia ocurrida el 17 de febrero de 1986 a las 19:45 hrs. cobró la vida de 58 personas y dejó, en total, más de 1000 lesionados. Dos trenes con más de mil pasajeros en su interior chocaron frontalmente desatando la peor tragedia ferroviaria de la historia de nuestro país donde 58 personas murieron. El accidente de Queronque, a la altura de la ruta entre Limache y Villa Alemana, revela las precarias condiciones del tren que une a Santiago con Valparaíso.

Hay muchas fotos del accidente solo puedo decir que nadie tenia los conocimientos que existen hoy, ademas en esa fecha menos los bomberos del interior, (Cuerpos de Bomberos locales) por eso nuestro comandante David Romero no dudo en enviarnos: los bomberos más antiguos tenian una experiencia con accidentes pero no de esa magnitud” Adolfo Fernandez Bombero Honorario (35 años de servicio)

Si bien esta emergencia aconteció fuera de los límites jurisdiccionales del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, debido a lo dantesco del escenario se solicitó el apoyo, llamado al cual fué despachado la Décima Compañía, pues era la Compañía con más experiencia en los Rescates Vehiculares, pero ningun  accidente o capacitación los preparó para enfrentar la magnitud de la emergencia, es por ello que hacemos una pausa y conversamos sobre si estamos preparados para poder responder a un rescate de esta embargadura, para ello nos entrevistamos con el Capitán de la Décima Compañía sr. Juan Carlos Griffiths y el Bombero Honorario y ex Capitán sr. Luis Alvarado, en cuanto a las capacidades de la Compañía, equipos y organización del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso (CBV)

«En equipos tenemos pocos, la verdad que si pasa otra vez, si podríamos dar respuesta administrando de buena forma los recursos que existen en la zona. Hay que entender que Merval cuenta con maquinarias pesadas: grúas y otros equipos más que nos ayudaría a dar una respuesta a un incidente de este tipo» (L. Alvarado) 

  • Pero entonces, eso deja de manifiesto que en cuanto a equipos, por ejemplo para sacar a alguien atrapado, ¿aún estamos al debe?

«Yo creo que lejos tenemos mejores herramientas y preparación que lo se ocupó en dicha época, no creo que estemos al “debe”, pero una emergencia del mismo tipo ahora, entregaría otras dificultades lo que lo haría un rescate igual de complejo que en esos días….» (J. Griffiths)

«Cuando hablamos de equipos es por qué no contamos con herramientas hidráulicas de mayor presión, Valparaíso no tiene pero si tiene la Segunda Compañía de Bomberos de Viña del Mar. Y así otros usan oxicorte y tambien tendríamos como gestionar dicho recurso, nosotros contamos con este equipo y personal calificado y certificado para utilizarlo, tendríamos que solicitar el transporte de los gases.
Y si es requerido levantar claramente merval.usa grúas para eso y ahí está ese recurso, la dificultad, hoy se presenta más en el adminsitrar la emergencia»  (L. Alvarado) .

  • Entonces, en definitiva, ustedes opinan que de repetirse un accidente de estas características sabríamos afrontarlo y dar una «mejor respuesta».

«Yo creo que sí, el problema es que se pongan de acuerdo los mandos que es el gran problema en este tipo de emergencias.» (L. Alvarado) .

«Yo tambien creo que podemos afrontarlo de una manera más técnica, pero insisto y algo que dice el Pato (Luis)  arriba, las complicaciones serían otras…»(J. Griffiths).

«Es verdad, un problema es el nivel de capacitación que tiene el personal del CBV en temas de rescates complejos. Nos vemos enfrentados siempre a rescates simples: el camión y un atrapado y claro de una u otra forma lo rescatan .  Pero al enfrentarnos a escenarios que escapan de lo cotidiano, es que se nos presentan dificultades en cuanto a la administración de la emergencia. Como CBV estamos avanzando en ello, con el nuevo sistema de conteo y administración, entregando herramientas a los mandos para facilitar su labor» (L. Alvarado) .

 

En definitiva, al igual que muchas emergencias antiguas, nos plantea un sin fin de desafíos y oportunidades de mejoras, sin duda alguna hoy por hoy, a nivel de respondedores de emergencias, el poder administrar una emergencia es el mayor desafio a conseguir.

 

Benjamín Vicuña: Mi Padre, un Héroe

MI PADRE, UN HÉROE

Por   Macarena Ilabaca Burrows.

Teniente 3° Benjamín Vicuña sosteniendo a su pequeña Kathy, hermana de Banjamin Vicuña Huber

El pollito chico, no lo recuerda del todo. Lo hacemos viajar a su infancia, al puerto principal, a la ciudad mágica Valparaíso, a una ciudad de tragedias, catástrofes pero llena de historias heroísmo…  a nuestra décima. Conversamos con él a la distancia para recordar a su padre, su héroe – nuestro mártir – Benjamín Vicuña Joui.

Es que Benjamín llegó por vocación de servicio y para cumplir el lema de la compañía “Hacer el bien, sin ver a quien”, siendo un joven porteño. Quien además trabajaba como encargado de la entrada y salida de las mercancías aduaneras.

Hoy, su hijo Marcelo, recuerda solo algunos pasajes de nuestro teniente tercero, quien tuvo como primer incendio – asegura su primogénito – aquel trágico 1 de enero de 1953, cuando una explosión en la calle que hoy lleva el nombre Esmeralda, se llevó la vida y nos llevó al cuartel celestial a 36 Bomberos.

“Mis padres se separaron y él se fue a vivir con mis abuelos paternos, recuerdo que muchas veces fui a buscarlo al cuartel para que volviera a la casa, era pequeño tenía cerca de seis años”, relata Marcelo, quien además comenta que cada vez que su padre tenía tiempo, llegaba hasta el cuartel para estar al servicio y también compartir con sus compañeros de bomba.

El llamado a la familia

“Para mí fue algo inexplicable el pensar de encontrármelo con una pierna rota y que después me dijeran que estaba muerto”. Y así fue como un día de vacaciones que debía ser feliz, terminó siendo traumático, una fecha imposible de olvidar. Así recuerda la jornada de 5 de febrero del año 1971 Marcelo, quien mientras se encontraba con sus abuelos, les comunicaron que su padre había tenido un accidente.

“Mi abuela me dijo que mi papá se había roto una pierna. Ahí nos fuimos lo antes posible. Pero cuando llegamos, todo cambió, mi papá había fallecido”, recuerda Marcelo.

El trágico llamado

Teniente 3° Benjamín Vicuña: Retrato en Salón de Honor de la Décima Cía de Valparaíso

Es que al medio día de ese quinto día de febrero, una emergencia movilizó en total a tres compañías de bomberos, por un rescate a un obrero que cayó de manera abrupta a 28 metros de profundidad donde quedó inconsciente. El accidente, ocurría mientras el trabajador se encontraba dando profundidad a un pozo de captación de aguas en la parcela del Servicio de Salud en Quebrada Verde.

“Al llegar al lugar, luego de sortear un camino de difícil acceso y desconociendo el estado de la persona, el primer Bombero en intentar el salvamento fue el Teniente 3º de la Décima Compañía, Benjamín Vicuña Joui. Quien llegó acompañado de su par de la Undécima Phillip Reed.

Fue allí cuando nuestro teniente descendió provisto de una máscara con la que intentó salvaguardar su vida y se percató que el trabajador se encontraba ya fallecido. Con esta información, se iniciaron las labores de descenso y rescate del cuerpo, sin embargo mueren de manera casi inmediata, quedando inmovilizados y asfixiados.

La causa que  dejó en lamentable agonía a ambos Bomberos fue el gas trotyl proveniente de la explosión de la dinamita para la perforación del pozo, el que siendo más pesado que el aire, decantó y al bajar los tres hombres levantaron el gas, que quemaba los pulmones inmovilizándolos violentamente”.

A las 13.45 Hrs aproximadamente del  5 de febrero de 1971, a la edad de 31 años, fallece el sexagésimo tercer mártir del CBV.

Dos días después, Marcelo era testigo del funeral de su padre. Lo recuerda como un momento muy bonito, donde vio a personas conocidas y otras que jamás había visto. “Creo que salió en el periódico, fue emotivo para mí el pensar que había mucha gente que quería a mi padre”

Benjamín Vicuña, el mártir, héroe y padre

Marcelo reflexiona y recuerda a su padre, más allá en su rol de bombero. Dice que le habría gustado disfrutarlo más, como padre, abuelo de sus hijos, y también verlo envejecer.

Cuando sus padres terminaron su matrimonio, Marcelo se fue a vivir con su padre y a la fecha de su muerte, habrían pasado dos años en los que compartieron juntos como familia en Valparaíso. Tras la abrupta muerte de Benjamín, su retoño se iría a vivir con su mamá. Con ella fue que años después se iría para no volver  – hasta hoy – a España.

“Para mí, mi papá fue un gran héroe. Yo se que se han dicho muchas cosas de él, y estando tan lejos yo no he podido defenderlo ni tampoco honrar su nombre”, sentencia el pollito.

De los 48 años que estamos próximos a recordar de la partida de uno de nuestros mártires, 41 lleva en la tierra española el hijo de Benjamín. Quien cada vez que recuerda a su padre, lo hace entre lagrimas.

Serrano: Relato de los primeros Bomberos

Sábado 3 de febrero del 2007, la guardia nocturna constituida ese día por los bomberos:

  • Teniente 3 Bombero Luis Alvarado González
  • Bombero Jaime Arestegui Carvajal
  • Bombero Fernando Garrido Ortega
  • Bombero Pablo Encina Dinamarca

Siendo las 08:30 la central despacha como incendio declarado al sector puerto a la dirección de calle serrano como punto de referencia la Panadería Serrano.

En esos momentos éramos la única compañía de escalas en servicio para Valparaíso y por este motivo avanzamos en aquella época conducidos por nuestro ex conductor «don Bruno» en la ex unidad 101, «el Frugele»  hoy unidad 72 del cuerpo de bomberos de Valparaíso.

Al llegar al lugar ingresamos por calle Cochrane en contra del tránsito por indicación del personal policial que en esos momentos se encontraba en el lugar.

Jaime y Fernando se les destino la búsqueda de personas en el edificio ubicado en el pasaje Goñi y yo junto al bombero Encina quien, al momento de la emergencia solo tenía 3 meses de antigüedad, armamos la corredera de 12 metros para llegar a una de las ventanas y poder rescatar a dos adultos mayores quienes se encontraban acorralados en la venta ya que el fuego consumía su dormitorio.

Luego de realizar el rescate de estas personas nos reunimos nuevamente los 4 bomberos que tripulamos la unidad y redirigidos nuestros trabajos a poder subir al techo del edificio Subercaseaux para poder generar una ventilación.

En esos momentos llegó la unidad 102 conducida por el maquinista Luis López Silva y a cargo del Bombero Fabián Martínez González.

Al pasar de las horas se seguían sumando más bomberos al combate de esta emergencia.

Fueron 7 días de trabajo día y noche de búsqueda de las personas desaparecidas, muy importante es destacar que ese mismo día en horas de la tarde hacen arribo al cuartel de la Salvadora y Guardia de Propiedad nuestros hermanos de canje, «Los Valerosos» de la Duodécima Compañía de Santiago y nuestros hermanos de canje «Los Centauros» de la Segunda de San Bernardo. Quienes nos relevaron en el trabajo nocturno y del día domingo para así mandar grupos de Décimos a descansar al cuartel.

Sin duda una emergencia más que este puerto logra controlar y una más para la Salvadora y Guardia de Propiedad que en sus 167 años de existencia ha sabido responder.

Relato por el Bombero Honorario, Ex Capitán Sr Luis Patricio Alvarado González, Jefe de la Guardia Nocturna que dío primera respuesta a la emergencia.