Constitución de una fundadora

Este domingo recién pasado, nos reunimos todos los Décimos a celebrar con un almuerzo familiar el día de Constitución de nuestra “Salvadora y Guardia de Propiedad”, actividad que fue presidida por nuestro Director Norman Gougain Cabrera, acompañado por la directiva del Club Unión Árabe de Valparaíso -Viña del mar, además de Oficiales y Bomberos, todos acompañados de sus familias.

En esta actividad recibimos de parte de la Sociedad de Damas Árabes la donación de frazadas para la guardia nocturna “Héctor Calvo Jofre”, ocasión donde nuestro Capitán Juan Carlos Griffiths Molina agradeció el gesto de parte las benefactoras, que constantemente se han preocupado de mantener a nuestra guardia con las comodidades que se merecen.

Para todo los Décimos es un día muy especial, ya que es un año mas de vida, es un año mas de seguir la senda de nuestros fundadores, quienes nos protegen y guían desde lo alto con la misión de mantener el legado de quienes fueran los precursores de esta compañía, que celebra los 168 años de fundación, donde la primera oficialidad fue:

Capitán: Sr.Josué Waddington.
Teniente 1º: Sr. José Cervero.
Teniente 2º: Sr. Carlos Lamarca.
Teniente 3º: Sr. Eduardo Vigneaux.
Teniente 4º: Sr. A. La Motte Du Portail.
secretario-Tesorero: Sr. Alfredo Ward.

Para conocer un poco de historia, nuestro primer Capitán fue un hombre muy influyente en la transformación de Valparaíso.
Don Josué Waddington, ingeniero británico, casado con Rosario Urrutia, fueron padres de 8 hijos, nuestro Capitán llega a chile el 17 de agosto de 1817 desde argentina.

Funda la firma “Waddington, Templeman y Cía.» Compañía que llego hacer una de las más influyentes de las costas del pacifico.
En 1820 adquiere la hacienda San Isidro de Quillota, la que gracias a las obras hidráulicas que desarrollará se convertirá en un gran vergel. Considerado uno de los hombres más acaudalados del país hacia 1830.

En 1839 colabora con el Estado chileno en la Campaña restauradora. En 1845 comienza la construcción de un canal de regadío que tenía como objetivo llevar agua desde el río Aconcagua en la ciudad de La Calera hasta Valparaíso, lo que no logró concretar, llegando con la construcción solo hasta la actual ciudad de Limache, con una extensión de poco más de 60 kilómetros, pasando por las comunas de La Calera, La Cruz, Quillota, Limache para finalizar en la entonces hacienda de Lliu Lliu. A este canal se le debe en gran medida la prosperidad agrícola de la que fue parte este tramo del valle del Aconcagua y el valle de Limache en los años posteriores. Además, habilita minas en Copiapó, Aconcagua y Huasco.

#DécimaCBV desde 1851 #HaciendoHistoria

DECIMA COMPAÑÍA DE BOMBEROS DE VALPARAISO 1851-2019

No se admiten más comentarios