Tte 3° Eduardo Farley

En memoria de nuestro Teniente Tercero Sr. Eduardo Farley, primer Mártir de Bomberos de Chile, quien sufrió graves lesiones el 13 de noviembre de 1858, en un incendio que arrasó la calle del Cabo (Hoy Esmeralda) en Valparaíso, falleciendo dos días después.

El Diario “El Mercurio” publica el día 16 de noviembre de 1858:

“Anoche ha fallecido el Tercer Teniente de la “Primera Compañía de Hachas y Escaleras” Mr. Farley, a consecuencia de un violento golpe que recibió en la espina dorsal.
Este intrépido joven fue uno de lo más entusiastas obreros en la extinción del incendio. Hallábase sobre el techo de la fabrica Americana de la Plaza del Orden, cuando al dar un hachazo en falso sobre una ventanilla, se precipitó sobre ella, arrastrado por la violencia del mismo movimiento, cayendo al suelo de una considerable altura. Inmediatamente se le recogió de allí, no obstante que las llamas invadían ya el edificio y fue trasladado a una casa vecina donde recibió los socorros de la medicina. Estos han sido estériles pues anoche ha sucumbido desgraciadamente.

viga que se cree que apagó la luz del Teniente 3° Eduardo Farley 1° Mártir del Cuerpo de Bomberos de Chile. En exhibición en el Salón de Honor de la Décima Compañía, junto a las Tenidas de trabajo del los demás Mártires

viga que se cree que apagó la luz del Teniente 3° Eduardo Farley 1° Mártir del Cuerpo de Bomberos de Chile.
En exhibición en el Salón de Honor de la Décima Compañía, junto a las Tenidas de trabajo del los demás Mártires


Un mártir de la Humanidad, que muere víctima de su arrojo y de su abnegación, merece una manifestación esplendida de gratitud, no solo del Cuerpo de Bomberos sino de los vecinos de Valparaíso. La conducción de los restos mortales de Farley al panteón debe ser una Ovación Publica, más merecida aún, que la con que se acuerda a los Generales vencedores después de una victoria regada con sangre de semejantes, con sangre de hermanos. ¿Con qué puede retribuirse tan heroico sacrificio?.
El Sr. Farley era padre de una numerosa familia que ha dejado a las puertas de la mendicidad confiando, tal vez, en que sus compatriotas y amigos la socorriesen en su desgracia. Es pues, muy justo que se recoja una suscripción a su favor y estamos seguros que la lista se llenará de firmas en pocos momentos.Tal es la simpatía que despierta en todos los corazones la familia de un Honrado Extranjero, Víctima de su Honor y Abnegación”

Placa conmemorativa que recuerda a todo caminante que en este lugar un hombre fue más que hombre y dio la vida por el servicio a los demás

Placa conmemorativa que recuerda a todo caminante que en este lugar un hombre fue más que hombre y dio la vida por el servicio a los demás

Los comentarios están cerrados