Historia

La historia de la Décima Compañía de Bomberos de Valparaíso, constituída el 9 de junio de 1851, está estrechamente vinculada a la historia de la ciudad como Unidad encargada de guardar y proteger las propiedades de los incendios, inundaciones, sismos, maremotos y de toda otra calamidad pública, sirviendo a la comunidad con abnegación, desinterés y sacrificio olvidándose de sí mismo para darse a los demás.logo_pequeño

Nació junto a sus congéneres; la Primera –Bomba Americana–, la Segunda –Bomba Germania– ambas de agua y la Primera de Hachas, Ganchos y Escaleras, a raíz del gran incendio del día 15 de diciembre de 1850.

El 29 de abril de 1851 se propuso en forma definitiva la organización del Servicio de Bombas para lo cual se contaba ya con 330 inscritos que fueron distribuidos en dos Compañías de Agua, cada una con 100 hombres, una de Hachas, Ganchos y Escaleras con 80 hombres y la Guardia de Propiedad con 50 personas.

Se fijó como fecha inaugural para estas compañías, el 30 de junio de 1851, fecha en que se cerraron los registros y que es la que corresponde naturalmente, a la fundación del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso, el primero de la ciudad y en el país.

La Guardia de Propiedad, designó su oficialidad como sigue:

Capitán: Sr. Josué Waddington.
Teniente 1º: Sr. José Cervero.
Teniente 2º: Sr. Carlos Lamarca.
Teniente 3º: Sr. Eduardo Vigneaux.
Teniente 4º: Sr. A. La Motte Du Portail.
Secretario-Tesorero: Sr. Alfredo Ward.

Su primera participación fue en el incendio del Vapor Inglés Perú de la Cía. De Navegación Pacífico, ocurrido el 8 de junio de 1851.

En 1866, al producirse elbombardeo de Valparaíso, por la Escuadra Española, cumple una notable misión auxiliando a los vecinos que veían destruidos cuanto habían reunido con gran sacrificio.

El 15 de abril de 1879, con motivo de la partida hacia el norte de la Guardia Municipal para participar en la Guerra del Pacífico, la Unidad suministra a 50 auxiliares y 10 voluntarios para cumplir la Guardia del Orden de la ciudad recorriendo las calles de a dos y a caballo.

En la grave epidemia del Cólera, que afectó a la región a fines de1886 y principios de 1887, mientras la ciudad permanecía en cuarentena, sus voluntarios cubren servicio de policía en la parte baja de la población.

En la revolución de 1891, dio protección a los moradores de los edificios envueltos en llamas que no se atrevían a salir a las calles por temor de ser víctimas de atentados.

El 16 de agosto de 1906, en que uno de los mayores terremotos conocidos siembra la muerte y la destrucción en Valparaíso, inmediatamente, a pesar del derrumbe de una parte de su Cuartel de calle O’Higgins, ante el tañido de las campanas que los llamaba a socorrer a la ciudad, trasladando a los heridos a los hospitales, repartiendo víveres, rescatando de entre los escombros a mujeres y niños, ayudando al salvamento de las alumnas de las Monjas Francesas y cubriendo guardia en el cerro Reina Victoria, calles Chacabuco, Delicias, Prieto, Simpson, Almirante Barroso.

Otra de sus acciones fue el rescate de la tripulación de la “Petschili” en la borrascosa noche del 12 al 13 de julio de 1919 al verse Valparaíso azotado por un violento temporal de fuerza 10 que causó enormes estragos en la bahía en que muchos buques se fueron a pique o vararon y gran parte de la gente de mar pereció en ellos pese a la lucha que se organizó en tierra para socorrerlos.

Al amanecer del día 13 de julio, voluntarios de la Décima Compañía acudieron al costado del buque –con escalas y lanzacuerdas– y salvaron a toda la tripulación.

Estos marinos alemanes rescataron, posteriormente, la Campana de su buque y agradecidos la llevaron al Cuartel de la Unidad de calle O’Higgins, siendo instalada en el Carro portaescalas que por aquella época recién había llegado de Estados Unidos y que por más de medio siglo, replicó en medio del tráfico de Valparaíso cada vez que había un incendio.

El 8 de julio de 1971, un terremoto deja semi destruida la ciudad y nos despoja de nuestro Cuartel de calle Blanco. La Décima Compañía, una vez más comoSalvadora y Guardia de Propiedad, acude en ayuda de sus semejantes ignorando lo que le ocurría a los propios familiares de sus voluntarios.

Su primera ayuda fue al Hospital Dr. Enrique Deformes, donde se encuentra actualmente el Congreso Nacional, para evacuar a los enfermos y proporcionar energía eléctrica con nuestro grupo electrógeno del Carro Portaescalas al pabellón de maternidad. Después presta auxilio a la Farmacia Unión de calle Condell, al Banco de A. Edwards de calle Prat, en los Cerros Alegre, Santo Domingo, Esperanza, Merced, Playa Ancha.

El 21 de marzo de 1973, la compañía se traslada al Cuartel Provisorio de Avenida Errázuriz – Pudeto y Blanco, a la espera de la terminación del Cuartel en calle Independencia esq. Gral. Cruz. Desde el 16 de marzo de 1978 es que venimos desarrollando nuestras actividades en este Cuartel con un elevado espíritu bomberil.

 

NACE LA COMPAÑIA DE SALVADORES

El 15 de enero de 1858, el Superintendente de la Asociación contra Incendios don Juan A. Vives, recibe una carta de un ciudadano, en la que le expone las necesidades de formar unaCompañía Salvadora que tuviese el especial cargo de cuidar de la remoción cuidadosa de muebles y enseres.

Esta carta le fue contestada por el Superintendente señor Juan A. Vives con fecha 18 de enero del mismo año, informándole que se ha reconocido la gran utilidad que ofrece agradeciendo el interés y el empeño en reunir a sus colaboradores.

Sírvase V proceder a la instalación de la Compañía bajo el nombre de“Compañía Salvadora” y disponga el nombramiento de la oficialidad y del Director, con quien arreglará enseguida lo necesario para el equipo del Cuerpo.

Se acompaña también una representación hecha por el señor Hoflinger a nombre de varios señores suizos residentes en esta, quienes, en combinación con varios miembros de la Compañía Salvadores y otros de la antigua 4ª, ofrecen hacerse cargo de la Bomba “Valparaíso” llevando la nueva Compañía la designación de “Bomba Suiza”.
Al darse cuenta al Directorio en sesión de diciembre 22 de 1864 se acordó postergar la resolución de la oferta de formación de nueva Compañía, aceptándose desde luego la disolución de la Compañía de Salvadores, quedando disuelta oficialmente el 31 de diciembre de 1964.

El 18 de enero de 1866 la Guardia de Propiedad informa al Secretario General sobre el estado de la Compañía haciendo presente que se compone de 83 miembros voluntarios y un miembro honorario don David Thomas y 69 auxiliares habiendo sido incorporados 15 que pertenecían a la Extinta Compañía de Salvadores. Asimismo, menciona el material y los útiles de la Compañía. Firma esta nota el Secretario H. Geigen.

La Décima Compañía de Bomberos creada con el nombre de Guardia de Propiedad siendo, como ya se ha mencionado, una de las fundadoras del Primer Cuerpo de Bomberos de Valparaíso y Chile, tomó el número 10 a contar del 31 de diciembre de 1866. El 8 de agosto de 1870, se acuerda que la Compañía se llamará en el futuro “Salvadores y Guardia de Propiedad”.
El 13 de mayo de 1941, en reunión extraordinaria de Compañía se acuerda por unanimidad que la Unidad se llamará en lo sucesivo “Eduardo Farley” en homenaje al Primer Mártir del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso y Chile, Teniente 3º Eduardo Farley, muerto en acto de servicio a consecuencia del catastrófico incendio de calle El Cabo, hoy Esmeralda, ocurrido el 13 de Noviembre de 1858.

El 02 de septiembre de 1984, por acuerdo entre la Décima Compañía de Bomberos “Eduardo Farley” y el Club Unión Arabe de Valparaíso y Viña del Mar, deciden fundir los nombres de ambas entidades a las cuales les unen fuertes lazos de amistad desde hace varios años, que resumen la solidaridad propia de los caballeros del fuego y los miembros de la colectividad Arabe. Así la Compañía recibe el nombre de Bomba “Chileno Arabe”, teniendo como testigos al Excmo. Señor Embajador de la República Arabe-Siria don Hichan Hallaj, al Sr. Cónsul General del Reino de Jordania don Hateg Halsh, al Sr. Superintendente del Cuerpo de Bomberos de Valparaíso don Hernán Nocetti Cubillos, al Sr. Comandante del Cuerpo de Bomberos don René Morales Silva, al Sr. Director de la Décima Compañía de Valparaíso don Salvador Hola Zahr y al Sr. Presidente del Club Unión Arabe don Alejandro Karmy Karmy.
El día 30 de junio de 1851, fue fundada oficialmente la compañíaSalvadora y Guardia de la Propiedad, quien apoyaría en los siniestros efectuando labores de rescate y salvataje.

Desde esa fecha hasta estos días, nuestra Unidad ha continuado su labor para la cual fue creada, es decir el rescate, pero con el correr de los años hemos tenido que especializarnos en materias cada vez más complejas para poder cumplir con los requerimientos de nuestra época y satisfacer las necesidades de la población de Valparaíso. Es así como hemos ampliado el campo de acción de los rescates, no sólo en incendios y catástrofes naturales sino que también en accidentes del tránsito, problemáticas de altura, espacios restringidos o confinados, estructuras colapsadas e incluso apoyando la labor en incidentes de materiales peligrosos.

Nuestro personal se encuentra altamente capacitado para enfrentar todo tipo de emergencia en la que esté en peligro la vida humana, contando para esto con unadotación actual de 30 voluntarios con dichos conocimientos, los que abarcan cursos tales como Rescate Vehicular y Trauma, dictado por la Academia Nacional de Bomberos de Chile, Psicología del Rescate por la Universidad de Valparaíso, Manejo Pre-Hospitalario del Trauma por el Servicio de Salud Valparaíso San Antonio, Rescate en Altura dictado por Instructores de alta montaña y propios de la Unidad, además de seminarios y otros cursos con relación al tema del rescate, que constantemente el área de capacitación de la Compañía organiza. Además el área de rescate de la unidad en conjunto con los voluntarios, desarrolla actividades de prácticas e investigación en la materia, para el mayor perfeccionamiento y constante repaso de las materias para así lograr un mayor grado de profesionalismo lo que se ve volcado en las diversas emergencias a las que nos enfrentamos día a día.1487363_10202537735634263_183827677_n

Una Unidad de Rescate no sólo funciona en base a los conocimientos adquiridos, sino que también una parte importante de ésta son las herramientas, materiales y vehículos con que cuenta la Unidad para el éxito operativo. Es por lo cual que los componentes de la Décima Compañía, constantemente están en busca de recursos para poder adquirir materiales y herramientas con tecnología de punta, tanto en nuestro país como en el extranjero para mantener siempre el prestigio de nuestra institución al momento de salvar una vida.

Junto la labor tan importante como el rescate, la Décima Compañía tiene una participación relevante en las emergencias de incendio que se suscitan en la ciudad, conservando el legado de nuestros ancestros y comoCompañía Salvadora y Guardia de la Propiedad, nuestra labor en estos siniestros, es la de salvar vidas y efectuar labores de salvataje de enseres y colaborar al resto de las Unidades deCuerpo de Bomberos en la extinción de la emergencia, para lo cual y al igual que en rescate, nuestros voluntarios reciben una vasta capacitación en el tema, en donde siempre es nuestra mayor preocupación y tal como reza nuestro lema, “Hacer el bien sin ver a quién”.

Los comentarios están cerrados